Defensoría del Pueblo y APEL analizaron la situación del personal

  • defensora santagati gatica bahamonde quintin

Las máximas autoridades de APEL y de la Defensoría del Pueblo de Río Negro se reunieron este martes con la finalidad de analizar puntualmente la situación de 14 trabajadores jornalizados que se desempeñaban en diferentes delegaciones de ese organismo, al tiempo que acordaron acciones tendientes a elaborar el Manual de Misiones y Funciones de esa área del Poder Legislativo provincial.

La Defensora Adriana Santagati estuvo acompañada por el Adjunto, César Domínguez. El sindicato concurrió con sus secretarios General, Alejandro Gatica; Adjunto, Elvio Bahamonde, y Gremial, Joselo Quintín.

Santagati y Domínguez confirmaron la determinación de mantener abiertas cinco de las ocho delegaciones del interior de la provincia. No obstante buscarán los caminos para que en aquellas localidades donde dichas oficinas se cerrarán, los ciudadanos tengan las vías necesarias para presentar sus inquietudes. Lo harán a través de la firma de convenios con otros organismos del Estado, ya sean municipales, provinciales o nacionales.

En cuanto a los trabajadores que realizan sus labores en dichas delegaciones, mencionaron que 23 son jornalizados (es decir, no pertenecen a la planta permanente) y los contratos mediante los cuales ingresaron expresan claramente que pueden ser desafectados cuando las autoridades así lo consideren.

No obstante, confirmaron que nueve de ellos continuarán en sus tareas, mientras que se estudiará detenidamente cada uno de los casos restantes, ya que existen situaciones de falta de cumplimiento en las funciones u horarios. De esos catorce –se informó- tres fueron nombrados en el año 2015, mientras que 6 fueron contratados en el 2016 y uno en marzo de este año.

“Sin objetar las facultades que tiene la Defensora para reestructurar y optimizar el funcionamiento del organismo a su cargo, creemos en la conveniencia de mantener las delegaciones del interior”, sostuvo Gatica.

El dirigente hizo hincapié en la preocupación por el cierre de la oficina en Ingeniero Jacobacci (donde no quedó personal para atenderla), debido a que es “la única representación de la Defensoría en la Región Sur”.

Añadió que se acordó la continuidad de las delegaciones de Bariloche, Cipolletti, General Roca, Villa Regina y Choele Choel, e inmediatamente aclaró que “se buscarán alternativas con oficinas propias o mediante convenios con otros organismos para tener presencia en otras localidades”.

Manual de Misiones y Funciones

Por otra parte, Gatica sostuvo que APEL le solicitó a Santagati y Dominguez que el sindicato “tenga participación activa en aquellas decisiones que afecten al personal”.

“Para ello propusimos la confección –por primera vez- de un organigrama de funcionamiento”, adelantó.

Dijo también que “nos parece conveniente gestionar un convenio con el Departamento de Capacitación y Desarrollo de la Legislatura para que, luego de un relevamiento en la Defensoría, comience a elaborarse el Manual de Misiones y Funciones. Hasta que eso ocurra se podrá en marcha un plan estratégico de funciones, en el que queremos tener participación”.

Finalmente Gatica aseguró que “se comprometieron a convocar y a escuchar a APEL cuando necesiten tener nuestras opiniones”. “Nosotros acompañaremos la gestión sin poner palos en la rueda, estando siempre en defensa de todos los trabajadores que cumplan las funciones para las que fueron designados y estén sujetos al control de asistencia y respetando las indicaciones del personal superior”.