APEL volvió a brillar con la Fiesta del Empleado Legislativo Rionegrino

  • fiesta 2018

Una vez más la Fiesta del Empleado Legislativo Rionegrino ‘explotó’ de alegría y diversión. Más de 700 personas colmaron el salón de usos múltiples de APEL, en una noche en la que se distribuyeron casi $ 300.000 en premios.

Cada año este evento supera al anterior, gracias al trabajo -de muchos meses- de la Comisión Directiva del gremio y otros desinteresados colaboradores.

El espacioso salón fue vestido de azul y blanco. Esos colores, que caracterizan a este sindicato- lucían en las paredes, techo y las mesas. Incluso en los centros de mesa que contenían fotos relacionadas con la actividad legislativa de los últimos años y las etiquetas de las delicadas botellas de vino tinto, que fueron entregadas como souvenir.

De a poco fueron llegando los legislativos y sus familias a la sede sindical de la calle Guatemala 229, de Viedma. Cada uno buscó un sitio cercano a sus intereses: otros compañeros de trabajo, la pista de baile, las barras o la sala de los niños.

Poco después de las 22:30 arribó el vicegobernador Pedro Pesatti, quien compartió mesa con el Secretario General de APEL, Alejandro Gatica; La Defensora del Pueblo, Adriana Santagati, y el Secretario Administrativo de la Legislatura, Oscar Porro, entre otros.

El menú, como siempre, fue impecable. Así lo asegura cada año el equipo que comanda Miguel Curiqueo. La entrada fue matambre de pollo con ensalada rusa; el plato principal, asado (exquisito), con ensaladas varias y –para completarlo- diferentes postres. No faltó la torta, especialmente decorada para ese momento, y las bebidas para acompañar la cena y el brindis.

Entre plato y plato fueron sorteados un gran número de vouchers correspondientes a Óptica Yunes (Guido 575 de Viedma).

Hablando de sorteos, fueron 10 los afortunados que se quedaron con los premios tradicionales de cada fiesta de APEL.

Integrantes de la Comisión Directiva y algunos veedores hicieron girar las bolillas sobre el escenario (esta vez algo reducido respecto del habitual, a efectos de que se pudiesen colocar más mesas. La demanda anticipada de entradas hizo que las autoridades sindicales tomaran dicha determinación).

También como sucede anualmente, hubo espacio para las palabras de los titulares del gremio y del Poder Legislativo. Gatica y Pesatti realizaron un balance del año y prometieron varias acciones para lo que resta de este período y para el próximo.

Sin embargo, los momentos que no dejan de sorprender a propios y extraños son los dedicados a la música. Este año los DJ fueron nuevamente Emilio Oroño y Pimpo Vásquez. Cada intervención fue mejor que la anterior, lo que hizo difícil la tarea de los organizadores a la hora de interrumpirlos para continuar con el cronograma confeccionado de antemano.

Un párrafo aparte merece el impecable trabajo de Daniel Relmuán, quien estuvo a cargo de la locución del evento.

En síntesis, otra noche realmente espectacular. Seguramente con aspectos para corregir y mejorar, tal como lo impone la exigencia de los organizadores. Pero el esfuerzo y la tarea de todos los que intervinieron, en menor o mayor medida, valió la pena.

Ganadores de los premios mayores

  • $ 15.000 Emanuel Reina (Nº 445)
  • $ 15.000 Gladys Espinoza (028)
  • $ 15.000 Gustavo Cornejo (784)
  • $ 20.000 Carlos López (572)
  • $ 20.000 Fernando Castro (686)
  • $ 25.000 Cristina Morales (257)
  • $ 30.000 Gabriela Funes (777)
  • $ 40.000 Emanuel López (615)
  • $ 55.000 Javier Llancapán (738)
  • $ 60.000 Nelly Urzainqui (015)