Retraso Salarial

CON TRABAJO A REGLAMENTO Y RETENCIÓN DE SERVICIOS LOS LEGISLATIVOS INICIARON UN PLAN DE LUCHA

Los empleados legislativos rionegrinos decidieron hoy poner en marcha un plan de lucha, en demanda del cobro de los salarios de setiembre. La máxima dirigencia de APEL no descarta unir la protesta a otros gremios estatales que también realizan medidas de fuerza.

La decisión de comenzar la protesta se adoptó esta mañana en el marco de una asamblea llevada a cabo en el hall de la Legislatura. El plan de acción se inició hoy mismo con retención de servicios durante las tres últimas horas de trabajo; mañana se hará lo propio con cuatro horas, el jueves cinco y el viernes en la totalidad de cada turno laboral. Cabe destacar que durante el resto del horario, hasta el próximo jueves, se trabajará a reglamento. Alejandro Gatica, secretario General de APEL Río Negro, explicó durante la asamblea que mantuvo permanente contacto con el presidente de la Legislatura, Bautista Mendioroz, quien anoche -a última hora- le comunicó que efectuó todos los intentos para lograr el pago, pero lamentablemente no pudo obtener los fondos, aunque prometió seguir intentándolo en el transcurso de esta semana. “Alguna información extra oficial indica que el gobierno tendría complicaciones hasta para cumplir con el cronograma anunciado hasta el momento”, dijo el gremialista y agregó que “la perspectiva de que cobremos nosotros antes del fin de semana es aún más difícil. Incluso todos sabemos que las entidades financieras nunca pagan los lunes, lo que haría que una de las posibilidades sea que cobremos el próximo martes 20, casi a dos meses de deuda de salarios, con todo lo que ello implica para los compañeros que tienen compromisos que asumir”. Fue más allá y dijo que “vamos a comenzar a aparecer en los boletines informativos de las entidades bancarias y ello traerá en el futuro reales complicaciones, por ejemplo, para acceder a cualquier tipo de crédito”. Tras reiterar la propuesta de iniciar el plan de lucha, Gatica recordó que “en esta semana hay plenarios de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda. La idea es que no haya ningún tipo de actividad dentro de la Legislatura y, de esa manera, hacer sentir nuestro reclamo”. Añadió que “el jueves, día en el que debe llevarse a cabo una sesión, nos juntaremos en el hall a las 8 horas, aunque creemos que se van a suspender todas las actividades porque es imposible funcionar sin la presencia de los trabajadores”. “Les haremos sentir a las autoridades y a los legisladores que cuando tenemos que reclamar algo que nos corresponde estamos siempre presentes. No vamos a pasar desapercibidos”, subrayó el titular de APEL. Ante la consulta de algunos empleados, explicó que “el trabajo a reglamento significa que si te llegan tres papeles se mueve solo uno, intentando que un trabajo normal se dilate en el tiempo lo más posible. Retención de servicio es no mover nada; nos quedamos con los brazos cruzados, en el escritorio”. Sobre la posibilidad de unir los reclamos con otros gremios estatales, señaló que “estamos en contacto permanentemente por diversas razones, como puede ser la situación del IPROSS”. Agregó que “con el titular de la UnTER, Marcelo Nervi, ya nos planteamos la posibilidad de reunirnos en algún momento de esta semana para analizar la probabilidad –si esto continúa- de canalizar los reclamos en forma conjunta. Las necesidades salariales son para todos, más allá de las metodologías e ideologías”. “No descarto en absoluto unirnos a otros sindicatos y buscar un reclamo en unidad, que contemple las aspiraciones de todo el mundo y las diferentes maneras de ver la situación que atraviesa la provincia”, precisó Gatica. Concluyó diciendo que “mi mayor preocupación es que el responsable máximo de administrar y gobernar la provincia salga a decir que se confirman sus sospechas, dadas a conocer hace tres meses, sobre dificultades para pagar los sueldos hasta fin de año. Me hubiera gustado que en su lugar diga que tomó las previsiones para solucionarlo. Si él dice eso, que queda para todos los demás.